Raspberry Pi

HATs para Raspberry Pi, descubre que son y para que sirven

Una de las opciones más interesantes  de conectividad que poseen las RaspBerry Pi son las conexiones GPIO, de las cuales ya hablamos cuando hicimos un breve recorrido por las principales características de estas placas. Estas conexiones GPIO están pensadas para expandir las utilidades de la Raspberry haciendo que sea capaz de interactuar con múltiples dispositivos electrónicos que se puedan conectar a ella a través de estos conectores. Con estos se abre un mundo de posibilidades.

 

Pues bien, los HATs son otras pequeñas placas que añaden puertos, conectividad o funcionalidades nuevas a las Raspberry, conectándolas a los puertos GPIO y quedando ubicadas en la parte superior de la PI. De ahí su nombre HATs, que si traducimos del inglés serían los sombreros de la Raspberry, si bien estas siglas vienen de Hardware Attached on Top.

Una imagen vale más que mil palabras y la imagen que antecede a este párrafo es bastante explícita respecto a lo que son los HATs. La placa superior aporta dos entradas RCA jacks de audio a la Raspberry con solo insertarla en la conexiones GPIO. Este tipo de complementos es similar a los Shields de Arduino y en la práctica funcionan igual.

En el momento conectar estos HATs a una Raspberry esta es capaz de detectarlo y de autoconfigurarse casi de forma automática, se descargar los “drivers” y ella sola se configura las conexiones GPIO para dotar de energía al HAT y recibir/enviar datos. Esto es cierto a medias, todo sea dicho, ya que solo es a partir del modelo de PI B+ en adelante cuando estas son capaces de detectar que tipo de HATs es el que se le ha conectado. En versiones anteriores hay que cambiar ciertos ficheros en los controladores del software de l aplaca ara que esta los configuren adecuadamente.

Variedades de HATS hay cientos, y cada una de ellas es capaz de aportar nuevas funciones a las Raspberry, conexión GPS, audio, videos, pantallas táctiles, pantallas de Leds, cámaras, barómetro, controles remotos para enchufes de electricidad, sensores de temperatura, etc…

 

Existen también HATs ideados especialmente para el mundo de la robótica capaces de gestionar servomotores llegando una de estas a poder controlar hasta 16 motores a la vez.

 

Como vemos así un poco por encima, las posibilidades que existen dentro del ecosistema de las Raspberry es inmenso y seguro que aumentará mucho más en el momento en el que Android Things despegue y cobre más protagonismo.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Close
Close